Visitas

28 mar. 2012

JARDINES


   
TOMAS FELIPE CAMACHO 

DE CANARIAS A PINAR DEL RIO





 
 
La provincia de Pinar del Río, en el occidente cubano, guarda una de las historias humanas y sensibles que reviven la belleza de las flores, y es precisamente allí donde se atesora gran parte de la belleza ecológica de nuestra isla.


Tomás Felipe Camacho fue un Canario que emigró a Cuba, y en esta isla que lo acogió, no le fue económicamente mal, pues llegó a ser un acaudalado abogado.  

La vida le propinó un fuerte golpe cuando una de sus hijas murió de parto. Desde ese momento se dio a la tarea de crear un lugar en homenaje a ella y a su propia esposa, pues a ambas les gustaban muchos las flores.


Por este motivo se trasladó a vivir desde La Habana a Soroa, en la provincia Pinareña, donde se instaló definitivamente. 

En 1943 comenzó a traer de todo el mundo plantas y flores, preferentemente orquídeas. 

Este es uno de los lugares que más llama la atención, por su singular belleza .


 
  Soroa  está  ubicada en la Sierra del Rosario, en Pinar del Río. Un entorno montañoso con alturas de hasta 500-600 metros sobre el nivel del mar y que ha sido declarado reserva de la biosfera. 

ORQUIDEA AZUL


  Allí se puede  conocer, por los guías que les atienden que  esta historia de la creación y legado   lo  llaman “orquideario”, y es un patrimonio nacional.


  


   El jardín está ubicado en la Sierra del Rosario, perteneciente a la cordillera de Guaniguanico en la provincia más occidental de Cuba, a solo siete kilómetros de la autopista nacional y a 206 metros sobre el nivel del mar. 


  Tiene un área de 35 mil metros cuadrados dedicados fundamentalmente al cultivo de las orquídeas, tanto endémicas como exóticas, que están distribuidas sobre plantas vivas y en nueve umbráculos para su reproducción, además de ejemplares únicos, extremadamente protegidos por los especialistas del centro.



  Un décimo umbráculo es el Orquideograma donde las orquídeas florecidas exhiben su frágil belleza y delicado perfume para el asombro de los visitantes. 

  Entre otras especies de plantas se conservan en ese lugar el Cuerno de Alce, Pata de Elefante, Zapatilla de Baile, Rosa de Porcelana, y, sobre todo, un algarrobo que tiene más de 200 años, árbol que ya se encontraba en ese sitio antes de la creación de ese jardín inmenso y natural. 


ORQUIDEA CON OLOR A CHOCOLATE


Las orquídeas las encontrará de distintos colores, tamaños y también puede  disfrutar el perfume que emana una de ellas, de muy poco tamaño: olor a chocolate. 


  Entre otras de las rarezas vimos una que vive unida a una mata de café. 


  En esta zona puede encontrar por doquier bellos colibríes que disfrutan del paisaje que brinda esta parte de la naturaleza. Los encuentra entre sus plantas como si  de su hogar se tratara. 


  Para construir este maravilloso lugar, que hoy es la atracción de todo el que lo visita, el canario Tomás Felipe Camacho trabajó nueve años e invirtió un millón y medio de pesos.

ORQUIDEA  NEGRA


  El orquideario está dentro de la extensa área de la casa donde él vivía. Una señorial casa donde expone  más de 700 especies. 

  Una verdadera joya de colorido ecológico que puede apreciarse desde la entrada  hasta la maravillosa salida, bajando por unas escaleras .

ORQUIDEA BLANCA



  Hoy se utiliza como centro de investigaciones, de exhibición y también de experimentación por los Ministerios de Educación y de Ciencia de Cuba.







      El orquideario de Soroa también posee una biblioteca especializada en esas flores, y cuenta con volúmenes valiosos que datan del siglo pasado.


ORQUIDEA MAS PEQUEÑA







  Si quiereS respirar el aire sanamente y llenar tus pulmones a gusto, visita esta parte de la naturaleza que te brinda esta provincia. Podrás saciar tu sed de verde y agua.

  Pinar del Río, la provincia  más occidental de mi pequeña  isla.

¡ Aquí te espera mi gente para hacerte el viaje más a gusto!



Gelois/2012



* Muchas de las imágenes que ven en este blog son tomadas de Internet. Si alguna de ellas está protegida por Derecho de Autor, por favor comuníquemelo y las quitaré inmediatamente.”









3 comentarios:

  1. Guau... qué lugar tan maravilloso... y qué hermosa historia de amor y de renacimiento...

    Como imaginarás, este lugar ya está apuntado para cuando tenga la esperada oportunidad de visitar nuevamente Cuba.

    Quedé encantada con tanta belleza! gracias Gelois! Te doy un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Acabo de descubrir tu blog y me paré aquí un ratito, la verdad es que son muy bellas las imágenes.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. yo nunca he ido, pero es una de mis metas. en varias ciudades cubanas han hecho algunos parecidos, pero nunca como aquel de Pinar...

    ResponderEliminar

Puedes dejarlo en tu lengua natal.
Gracias. Gelois/