Visitas

29 mar. 2012

CUBA GUIA 3


...Y SEGUIMOS NUESTRO VIAJE


 

EL VUELO

 Este vuelo es como todos los  intercontinentales. Su duración: 9 horas, por lo que deben hacer ejercicios con las piernas para los menos jóvenes. Es conveniente levantarse de vez en cuando.

 A veces,  al pasar el Golfo de México sentimos algunos  movimientos extras, pero no se asusten, es normal, el vuelo suele trascurrir tranquilo.

 Cuando falta poco para llegar, la tripulación entrega unas pequeñas planillas para cubrir. Son unos formularios de Inmigración donde debes incluir tus datos. La mayoría de las veces no te la piden, pero es recomendable que la tengas a mano.

Es conveniente cambiar las agujas del reloj para poner la hora de Cuba lo que quiere decir retroceder seis horas.   

LA LLEGADA A  LA TIERRA DEL CARIBE

 Nada más bajar del avión, le recibirá su cálido clima. Más tarde tiene que pasar el control de Inmigración. Se dirige a las cabinas numeradas, allí se agolpan los viajeros según van llegando, usted puede ir hacia la derecha, donde habrá ventanillas vacías y la espera será menor. De todos modos el trámite es rápido y tienen preferencia las embarazadas y las familias que viajan con niños. Deben enseñar su pasaporte y el visado. Luego les dirán amablemente que se quiten las gafas si las llevan puestas, que se pongan algo de perfil  y que miren hacia una pequeña  web Cam que  cuelga del techo.  

Ahora llega el turno de la recogida de maletas.  Nunca le mirarán el bolso ni la maleta, pero a los cubanos si le revisan a fondo.  Después de recogerla, salimos  por fin al exterior.

 El golpe de calor de esa tierra más la calurosa Bienvenida de un grupo bastante grande de cubanos, les detendrá un momento. Estos esperan a sus amigos y familiares del exterior y nunca se pierden esa oportunidad de estar cerca de la línea que separa Cuba de los demás países. Pero debemos seguir que aún nos queda por llegar a nuestro destino final.

ESTANCIA

 Ya hemos pisado el suelo de Cuba, La Perla de las Antillas. Y tal vez le venga a la memoria aquella famosa frase de Colón  “Esta es la tierra más hermosa que ojos humanos hayan visto”. Eso dijo Colón al ver la tierra tan añorada.
 Pero usted aún no ha visto nada, ya que los vuelos llegan sobre las siete de la tarde o casi de noche y ahora, lo más conveniente es cambiar algo de dinero para poder moverse al menos hasta el hotel.  

¿Seguimos?

LA MONEDA    

  En cuba se usan simultáneamente dos monedas diferentes. Esta es otra historia.

 Los cubanos que viven en la isla cobran su sueldo y usan habitualmente el peso cubano pero los turistas y también los cubanos pueden comprar usando otra moneda que es el peso convertible (C.U.C.). Los que pueden tener esta moneda son aquellos propietarios de negocios particulares aprobados recientemente,  o los que reciben  remesas de familiares que se encuentran en el exterior.

Pero usted, como  turista debe cambiar sus euros por C.U.C. lo más pronto posible ya que debe pagar taxis,  restaurantes, ofertas de excursiones  etc…

  El  valor del peso convertible varía  dependiendo del  cambio del euro al  dólar americano . 
Un aproximado :  1€ = 1,3 o 1,4   C.U.C.  

Puede cambiar en el mismo Aeropuerto. Existen  las  Casas de Cambio, llamadas CADECA. Hay una  en el piso de abajo, pero siempre encontrará una larga fila.  Por supuesto puede llegar  al piso de arriba donde asi siempre está vacía.

Suponiendo que se hospede en uno de los hoteles de turismo de la capital,  y necesite de    inmediato comenzar su viaje turistico por la isla , puede cambiar en la Casa de Cambio que estará en la Recepción.

 ¿Qué residirá en alguna casa particular? Pues a buscar la CADECA que esté en la zona elegida.  Estas Oficinas de Cambio están diseminadas por toda la capital. También existen Bancos muy confiables donde puede hacer su operación.   

TRANSPORTE      

 Al día siguiente, una vez que ya tenemos algunos (CUC) podemos salir a la calle para irnos a La  Habana Vieja, donde encontrará “La Catedral de La Habana”.  Aquí se asombrará al ver sus figuras arquitectónicas. Los edificios contiguos son todos al estilo puro español. Las calles con sus baldosas nos hacen recordar las  partes viejas de muchas ciudades de España… 

 Pero dejemos las comparaciones que eso es otra historia.


¡Seguimos!

  Teóricamente el medio de transporte para ir a cualquier lugar de la isla podría ser el autobús (*guagua) pero le va a ser imposible saber la que va a su lugar de destino y le querrán cobrar en pesos cubanos, no en CUC.  Es natural, y si observan algún “camello”,  transporte urbano. Una combinación rocambolesca entre el ómnibus y un camión.

  Realmente, si les ve, se les quitará el deseo de tomar uno. Ya les digo, esa es otra historia.

  
  Lo más práctico es tomar un taxi “oficial” que llevan una lucecita encima con la palabra TAXI. Hay varias compañías, entre ellas,  Havanatur, y  Panataxi. Estos son los de Compañías de Turismo.

  Es normal que la mayoría sean coches (*carros) la mayoría de la marca LADA de fabricación soviética. Otros sin embargo son coreanos o japoneses y   llevan aire acondicionado y caja de cambios automática pero son muy escasos. Son Radio Taxis que tienen taxímetro y cobran según tarifa. La “bajada de banderita” cuesta 1 C.U.C. y cada km recorrido 1 más. Desde el aeropuerto a la ciudad de La Habana hay unos 20 km y suelen cobrar unos 20 CUC. El taxi es relativamente barato y es la forma más práctica de moverse por la ciudad.

  Paralelamente a éstos,  hay otros que son particulares, y  cobran según lo convenido, al igual que pueden llevar otros viajeros para completar el viaje.  y suelen ser viejos carros americanos. A éstos se les considera verdaderos milagros de la mecánica cubana y el ingenio popular. Porque nadie puede entender que, más allá de algún achaque ocasional, gocen de un excelente estado de salud y desafíen con hidalguía al tiempo y a las leyes de la mecánica universal. Parecen sacados de un museo. Estos carros se llaman “Almendrones” y hay miles por todas partes siendo reparados con repuestos improvisados.

  También se alquilan a extranjeros y  puede conducirlos usted mismo, pero,  ¡Atención!

  El tráfico no es muy intenso en La Habana y se puede aparcar con facilidad (parquear el carro) pero uno se expone al riesgo de tener algún golpe con otro vehículo, por la cantidad de bicicletas que circulan  en la noche sin señalizaciones de luces.

  Hay que tener en cuenta que allá no existe el Seguro Obligatorio y cada uno paga lo suyo. Por otro lado la señalización es bastante escasa, hay muchos baches por todas partes y no están permitidos los navegadores GPS. Hay que usar los mapas. La ruta más importante es la autopista que va de La Habana a Santiago que es conocida como “Ochovías” en alusión al número de carriles que tiene en ambos sentidos. No tiene arcenes laterales, no hay seto de separación de sentidos y lo más inquietante, por ella circulan bicicletas, carros de caballos y hay gente de la zona que cruza de un lado a otro con racimos de plátanos y otras mercancías para vender.

  En el Centro de la Habana pueden alquilarse asimismo, pequeños carros  sujetos a bicicleta que semejan los de China y Vietnam también puede dar un paseo al puro estilo Siglo XIX en un coche tirado por caballos. Dejo para el final los simpáticos  Cocotaxis que parecen bolas andantes de color amarillo.


Y HASTA AQUÍ PUEDO CONTAR…                                                                               




Gelois/2012         

CONTINUARÁ...

*Muchas de las imágenes que ven en este blog son tomadas de Internet. Si alguna de ellas está protegida por Derecho de Autor, por favor comuníquemelo y las quitaré inmediatamente.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejarlo en tu lengua natal.
Gracias. Gelois/