Visitas

25 mar. 2012

BUDA

  

"LO  QUE  HOY  SOMOS  DESCANSA  EN  LO  QUE  AYER  PENSAMOS, Y  NUESTROS ACTUALES  PENSAMIENTOS  FORJAN  NUESTRA VIDA FUTURA" 
  Siddharta Gautama 




   Nepal, India/2011                                                    

  HOLA AMIGA;
   
    Aquí estoy visitando Nepal. Los Montes Himalaya. Lugar del nacimiento de Siddharta Gautama (Buddha).

   ¿Por qué a Buda se le representa como a un hombre gordo y calvo...?

    La figura del Buda gordo no es Buda, sino Hotei, un ser de la mitología budista casi exactamente como Papá Noel o Santa Claus.

La razón por la que en occidente pensamos que es Buda es porque nos ha llegado una versión del Budismo diluída y errónea.

   Siddharta Gautama (Buddha) fue delgado, su vida ascética y vegetariana no le permitiría estar gordo. El problema es que en occidente se confunde a Buda con Hotei. 

   Hotei  era gordo. Fue un monje budista que vivió hace más de 1000 años, muy admirado por su felicidad, su plenitud y su sabiduría. Se trataba de un hombre amoroso, de buen carácter y que, debido a su naturaleza benevolente, se le llegó a llamar cariñosamente "Buda.”  De ahí la confusión con el Buda Gautama.

    Le llamaban "Buda" aunque Hotei nunca alcanzó la iluminación.

    A Hotei también se le conoce como Budai o Bu-Tai, y debido a la homofonía entre Buda y Budai es por lo que se genera también la confusión con Gautama.
   
    Saludos,  y ya nos veremos.



 
HISTORIA DE BUDA
         
   El budismo se originó en la India a mediados del siglo VI a.C. y se propagó rápidamente por el mundo asiático. Fue fundado por  Siddartha Gautama, príncipe de la tribu Shakya que buscó la verdad y el origen del sufrimiento hasta llegar al bodhi  (iluminación)  o conocimiento perfecto.   

CUATRO PUNTOS DE SU DOCTRINA

* Toda existencia es sufrimiento - el nacer, la vejez, la muerte.
* La causa del sufrimiento es el deseo, por los placeres, por la vida.
* La eliminación del deseo es el fin del sufrimiento, y por último
* El medio de suprimir los deseos es seguir una línea recta, indiferente a los placeres y alcanzar la nirvana, o liberación de todo deseo o sufrimiento.

El budismo eliminó las barreras sociales del sistema de castas hindú, pero cree en el ciclo de reencarnaciones.

   Su  doctrina está dividida en varias escuelas o sectas, al parecer, respondiendo a su zona geográfica.



TRES LEYENDAS DE SU NACIMIENTO :


 * Dice una leyenda que Maia, su madre fue fecundada por un pequeño y bello elefante provisto de seis colmillos que hirió delicadamente su regazo sin causarle dolor. 
    Al nacer, el pequeño Siddhartha apareció  ante su madre sobre un loto (árbol milenario de la India) mientras una suave lluvia de pétalos caía sobre ambos, y dijo: «Triunfaré sobre el nacimiento y la muerte y venceré a todos los demonios que hostigan al humano».
*Según otra versión, Maia soñó una noche que un pequeño elefante con seis cuernos y cabeza de color rojo rubí bajaba del cielo y entraba en su vientre por el lado derecho.
 
*Ocho sacerdotes le explicaron a su esposo que el niño sería santo y alcanzaría la sabiduría perfecta. Más tarde ella salió al jardín con sus sirvientas y caminó bajo un árbol sala (árbol sagrado), el cual se inclinó. La reina se colgó de una rama y miró a los cielos. En ese momento Siddhartha surgió de su lado.
*Dice también la leyenda, que cuando el niño nació recobraron la vista los ciegos, los sordomudos hablaron y una música celestial llenó el mundo.

POR ULTIMO…

 Una de las historias más bellas que leí sobre Buda.

   Cuenta que un gran sabio de la India fue a verlo a él, Siddhartha Gautama, a desafiarlo con educación y nobleza a que discutieran sobre la verdad. 
   En esa época, era tradición que los buscadores de la verdad, tomaban como costumbre argumentar sobre los temas profundos y aquel que vencía  o superaba al otro, en sus conceptos, incorporaba al vencido como discípulo suyo, pero no como algo rayano en la esclavitud intelectual, sino que aquel que había sido superado filosóficamente, se convertía de buen agrado, en seguidor de aquel que podría seguir nutriendo su evolución, como una prueba de sabiduría.

   Este maestro que fue a ver a Buda, lo hizo acompañado de otros 500 hombres que a su vez habían sido derrotados por él y ahora eran sus discípulos.

    Buda lo recibió con su armonía y paz, y asintió a la propuesta; pero le pregunto algo que resulto demoledor.

    -”No tengo ningún problema en discutir con usted sobre la verdad, pero hay una pregunta que se impone como básica.
 ¿Conoce usted la verdad?  Porque no creo que podamos hablar si usted no está seguro de conocer el tema, o de aseverar que usted vive en la verdad.”

    El hombre con absoluta corrección y sentido común, le respondió que él no conocía la verdad, por eso intentaba llegar a un punto de disquisición intelectual con Buda, a lo que Buda rebatió:

    -”Yo conozco, la verdad, vivo en la verdad, respiro la verdad, es parte de mi existencia, yo soy eso, y ella está en mi, de ahí que no tiene sentido hablarle de algo que usted no conoce, sería casi una pérdida de tiempo explicar, algo que va mas allá de toda explicación. 

   Como veo que Usted es un genuino buscador, le propongo que se quede dos años conmigo, pero en silencio, solo sígame, este a mi lado, siéntese a mi lado, perciba, camine conmigo, mire el mismo horizonte, sumérjase en las profundidades de nuestra experiencia con todo lo que existe, y después de dos años, responderé todas sus preguntas, toda duda que usted aun pueda tener, esa es mi condición”

    El hombre que percibía la grandeza de la que Buda hablaba, le contesto inmediatamente aceptando ese desafío, con una frase memorable:

   -”He pasado más de cincuenta años por todos los caminos, ganando adeptos, discusiones, pláticas, noches en vela escudriñando la verdad, y por supuesto todavía no la encontré, desde ya que puedo usar dos años más de mi vida, así que acepto quedarme a su lado”

    Y así fue. El hombre permaneció con Buda, días, meses, un año, y súbitamente, perdió su vieja mente, dejo de focalizar en el tiempo, en el pasado, en el futuro, en sus ansias de iluminarse, de saber la verdad, de discutir con Buda, de analizar la situación; en un instante quizás planeado por todos los instantes previos, el hombre desapareció, en realidad su cuerpo seguía al lado de Buda, pero su mente desapareció, se esfumo, se fundió en la totalidad de esa existencia a la que Buda hacía referencia, cesó su personalidad, sus deseos y anhelos, simplemente apareció su ser, y esa es la verdad, esa es la iluminación.

    Cuando pasaron los dos años, de los cuales el hombre había  pedido obviamente conciencia, Buda  le dijo muy risueño, que el tiempo se había cumplido y que era libre de preguntar lo que quisiera, y que él con gusto lo respondería.

   Desde ya que el hombre solo sonrió y no preguntó nada, el amor que brotaba de él, ya era todo. Se había iluminado.


LA MUERTE DEBAJO DE LOS ÁRBOLES DE SALA.

    Cuando el Buda sintió que sus fuerzas lo abandonaban y la muerte se acercaba, se dirigió a un bosque sagrado de árboles de Sala a las riberas del río Hiranyavati. 
   En un bosque sagrado encarnó el Buda, y también en un bosque sagrado debía abandonar su cuerpo. Ordenó a su discípulo Ananda preparar un lecho a la sombra de dos árboles. 
   Y debajo de dos árboles gemelos, que daban sombra a su cabeza y a sus pies, el Buda abandonó este mundo. 
   En el momento en que alcanzó el Nirvana en profunda meditación (al cual renunció), los árboles de Sala empezaron a florecer, a pesar de no ser la estación indicada, y dejaron caer sus flores sobre el cuerpo inanimado, donde se mezclaron con aquellas que los dioses dejaron caer del cielo.

 
"Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos."
BUDA





 
Gelois/2012  








* Muchas de las imágenes que ven en este blog son tomadas de Internet. Si alguna de ellas está protegida por Derecho de Autor, por favor comuníquemelo y las quitaré inmediatamente.”



1 comentario:

  1. Así es. El mismo mensaje que Jesús de Nazareth dejó para todos los buscadores de la Verdad: "Conoced la verdad, y ella os hará libres"

    ResponderEliminar

Puedes dejarlo en tu lengua natal.
Gracias. Gelois/