Visitas

16 abr. 2012

LA REALIDAD DE UN SUEÑO

¡PROXIMAMENTE! 
 
 


SINOPSIS

     Cuba, una isla inmersa en la lucha de poderes por los  años cincuenta  y un autobús con destino al Aeropuerto de La Habana, nos da el  punto de partida para el  inicio de esta historia llena de un dramatismo casi real.

  Con algunos apuntes históricos de lo que estaba pasando realmente en aquella época, la historia nos muestra sutilmente  las circunstancias que llevaron a la  protagonista de esta novela  a vivir  situaciones de maltrato, vejaciones y  acoso laboral en un país desconocido y escogido por ella para solucionar su vida.

  Es la lucha de una emigrante por sobrevivir en una sociedad que le costaba  aceptarla. Rechazada y explotada en ocasiones por aquellos que vivían el mismo destino que ella. 

   Nos adentramos con ella por los caminos que nos llevan hacia  una gran espiral, ésta nos conducen inexorablemente a la muerte o a la rendición según como lo entendamos.
   
  Es la belleza innata de su historia de amor y  la expresión de las emociones sutiles, lo que la hace más especial. 

Una  historia que no deja de sorprender. 

Al llegar a sus últimas páginas nos imaginamos su final, pero tanto el lector como la escritora sufren una gran desilución.
                La historia no termina, todo cambia , y por desgracia...


                                          No hacía más que comenzar.     

 
Guelcy  E. Díaz Marín

                    


4 comentarios:

  1. Me encantará leerla, mi querida Guelcy.
    Besitos y p'alante, compañera del AlmA,
    Hada Mandarina

    ResponderEliminar
  2. Ya te llamaré para concertar el día de su salida a la luz.

    Bss.

    ResponderEliminar
  3. Es precioso leer algo que te deja un legado pero mas es el saber que después de 10 largos años de ser escrito ese sea la realidad de un sueño
    tu seguidora
    zuny

    ResponderEliminar
  4. Todos tenemos un amor especial a la tierra que nos vio nacer, aunque nuestros recuerdos están sujetos a las vivencias de nuestra infancia y adolescencia que sabemos que nunca volverán. El mundo cada día que pasa cambia y no podemos decir que sea para bien. El placer que nadie nos puede robar es encontrar personas en el camino dispuestas a compartir de forma altruista sus vivencias y sentimientos. Gracias por hacerlo, dedicando parte de tu tiempo y saber es ese bello blog . Gracias también por tus comentarios. Un abrazo afectuoso ( para las dos)

    ResponderEliminar

Puedes dejarlo en tu lengua natal.
Gracias. Gelois/